El cigarrillo electrónico: el mal menor

  • Los cigarrillos y los vaporizadores son nocivos para la salud. Pero ¿es uno mejor que el otro? Los que están a favor de los cigarrillos electrónicos dicen que no son tan dañinos. ¿Hay algo de verdad en eso?

Deutsche Welle.- La mayoría de la gente está de acuerdo en que fumar es dañino para la salud. No obstante, algunos fumadores dicen que los vaporizadores tienen más ventajas que los cigarrillos tradicionales. ¿Cuáles son? Aquí las cinco posibles ventajas (con advertencias, por supuesto).

1. Los cigarrillos electrónicos ayudan a dejar de fumar

Médicos británicos del Royal College de Física y Salud Pública de Inglaterra, describieron los aspectos positivos de los cigarrillos electrónicos, en su artículo: "Nicotina sin humo: reducción de los daños causados por el tabaco”. Señalaron que el riesgo de que provoquen cáncer es inferior al de los cigarrillos convencionales. Aunque esta evaluación fue fuertemenete criticada por muchos países de la UE, debido a la falta de datos válidos, algunos han cambiado su postura al respecto.

Vaporizadores o cigarrillos electrónicos.

Según la Asociación alemana de cigarrillos electrónicos, "el 91% de todos los usuarios de vaporizadores son exfumadores de tabaco. El 8% utiliza tanto el cigarrillo electrónico como el convencional y, por lo tanto, está en la categoría de ‘doble usuario'. Solo el 1% de los encuestados no había fumado antes”.

Por el otro lado, el Ministerio Federal de Salud de Alemania informa que para los fumadores puede ser una alternativa más saludable. Especialmente si el fumador no quiere vivir sin nicotina y quiere una alternativa al consumo de tabaco. 

2. Menos dañinos que los cigarrillos de tabaco, pero…

Las partículas tóxicas de los vaporizadores llegan a los pulmones causando tos e inflamación, y la capacidad pulmonar se reduce. El calentamiento de los líquidos produce acetaldehído y formaldehído, que también dañan las vías respiratorias, irritan la piel y las membranas mucosas y son considerados cancerígenos.

3. Efecto menor para el entorno

Prohibido fumar, incluyendo los cigarrillos electrónicos.

Desafortunadamente, el aroma del cigarrillo electrónico no es mejor que el del cigarrillo de tabaco. Pero ser fumador pasivo, expuesto al humo del vaporizador, no es tan dañino. Hay una correlación entre ser fumador pasivo y el cáncer de mama, las enfermedades respiratorias y los ataques de asma en mujeres jóvenes, según el Centro alemán de Investigación Oncológica (DFKZ).

Cada año, en Alemania, alrededor de 2.150 fumadores pasivos mueren a causa de una cardiopatía coronaria y más de 770 mueren debido a un derrame cerebral. El fumador pasivo de cigarrillos electrónicos no presenta estos efectos.

4. Los cigarrillos electrónicos producen menos desechos

Cada año, 4,5 billones, de los 5,6 billones de cigarrillos se desechan de forma inadecuada, según un estudio de la Universidad de Gießen. La OMS calcula que las colillas de cigarrillos son parte importante de la basura que se recoge en ciudades y playas.

Los cigarrillos electrónicos no dejan colillas, pero tampoco se los puede botar con la basura doméstica. Se convierten en basura electrónica y en especial la batería debe ser desechada correctamente. Pero algunas de sus partes pueden ser recicladas.

5. Los cigarrillos electrónicos son más baratos

Las personas que fuman alrededor de una caja por día, gastan entre 150 y 220 euros al mes. En cambio, quien usa vaporizadores no gastan tanto. Los cigarrillos electrónicos cuestan en promedio 50 euros y una botellita de 10 ml del líquido que usan cuesta apenas unos pocos euros. 

(bt/er)

 

Copyright© 2019 Sizart Todos los derechos reservados.