YouTube, Facebook, TikTok y las elecciones en Alemania

 

  • En la era digital, las elecciones también se deciden en la red. ¿Cómo influyen YouTube, Facebook y TikTok en la campaña electoral en Alemania

 

Cerveza gratis, ardientes discursos ante las masas: en esta campaña electoral, hubo que renunciar, debido a la pandemia, a muchos recursos tradicionales para movilizar al electorado. En vez de hacer arengas en mercados y estadios, los partidos van a la caza de votos sobre todo en internet.

Aun sin coronavirus, habrían estado mal aconsejados si no utilizaran las plataformas de las redes sociales. Según un estudio del Instituto Leibnitz de Estudio de Medios, de 2020, cada vez más personas las usan como fuente de noticias. En el grupo etario de 18 a 24, un 56 por ciento las utilizan para informarse de lo que pasa en el mundo. En suma, esas plataformas se vuelven cada vez más decisivas. ¿Cómo las emplean los partidos?

Juventud casi irrelevante

En las elecciones alemanas de 2016, no todos los candidatos tenían un perfil en las redes sociales. Eso ha cambiado sustancialmente. Sus perfiles están elaborados ahora en forma más profesional. Utilizan varias plataformas, incluyendo en algunos casos la de TikTok.

Pero no todos los políticos están entusiasmados con esta nueva opción: "Hay bastante renuencia de parte de las instituciones partidarias oficiales, porque TikTok tenía mala fama”, dice el asesor político y experto en redes sociales Martin Fuchs. "Y, aunque con frecuencia se dice que las y los electores jóvenes son importantes, resultan relativamente irrelevantes para la campaña y el desenlace electoral. Tiene más potencial movilizar a las personas mayores de 50, porque su participación electoral es más alta y son más numerosas”.

Nuevas estrategias

Quizás por eso, la mayoría de los partidos apuestan por plataformas ya tradicionales como YouTube y Facebook. ¿O será por falta de creatividad?

Los videos testimoniales son la nueva herramienta en la estrategia de campaña electoral. Los partidos ni siquiera necesitan tener cuentas propias. En su lugar, jóvenes simpatizantes les hacen propaganda en sus propios canales.

Y no solo los influentes intervienen este año en la campaña electoral alemana, también las candidatas y los candidatos más jóvenes están en su elemento cuando se trata de conquistar votos en la red. Pero hay que tener presente tanto al mundo analógico como al virtual, advierte el experto Fuchs. Hay determinados grupos a los que se llega mejor por vías virtuales, y otros a los que hay que interpelar en persona.

Polarización en internet

Alice Weidel, la candidata cabeza de lista de la derechista AfD (Alternativa para Alemania), tiene más de 23.000 abonados en YouTube. La de Los Verdes, Annalena Baerbock, apenas poco más de 800 (hasta este 13.09.2021). ¿Por qué tiene la AfD tanto éxito en las redes sociales y una comunidad tan grande? La Fundación Friedrich Ebert se ocupó del tema en 2019, en un estudio en el que también trabajó Martin Fuchs.

Asesor político y experto en redes sociales Martin Fuchs.

Asesor político y experto en redes sociales Martin Fuchs.

"La AfD es el primer partido verdaderamente digital de Alemania. Cuando se fundó no tenía una verdadera infraestructura (…) y Facebook se la proporcionó. Eso significa que todo el que quisiera ascender en el partido tenía que acudir a Facebook, y así la comunidad creció con relativa rapidez”, explica Fuchs.

A eso se suman los focos temáticos del partido de extrema derecha, que polarizan en gran medida. "La AfD tiene una idea clara de por qué hace política y hacia dónde quiere ir: de vuelta a la década de 1950, es decir, un retroceso en la evolución social”, aunque con las herramientas de esta década, dice el entendido.

Pero no solo importan los contenidos. También los algoritmos son decisivos para el éxito de una campaña. La clave: microtargeting o microfocalización.

Microtargeting: mensajes focalizados

A diferencia de la propaganda electoral en pancartas o en televisión, con el microtargeting solo un determinado grupo seleccionado de destinatarios recibe los mensajes.

Mientras plataformas como TikTok o Instagram prohiben este tipo de propaganda política, sobre todo Facebook ofrece condiciones propicias para la microfocalización. Su algoritmo categoriza características como edad, género e intereses de los usuarios, para colocar la propaganda electoral con el mayor efecto posible. Mediante semejante estrategia, se puede dirigir los recursos con precisión a un objetivo.

Un problema que se plantea es qué se considera propaganda política en internet. En cambio, la propaganda electoral está sujeta a claras normas en la radio, la TV y la prensa escrita. También en Alemania se practica el microtargeting, aunque no en las dimensiones estadounidenses. Pero Martin Fuchs es uno de los expertos que creen que "no tiene grandes repercusiones en la movilización de personas”. (er/rml)

 

Fuente: https://www.dw.com/es/youtube-facebook-tiktoky-las-elecciones-en-alemania/a-59170055

 

 

Copyright© 2019 Sizart Todos los derechos reservados.